Decálogo de Gestión Sanitaria para Ciudadanos



Siempre me ha fastidiado bastante que la población general sin conocimientos de gestión sanitaria es presa fácil de la demagogía sobre la salud, y además muchos políticos sufren del mismo síndrome de ignorancia y visiones estereotipadas sobre nuestra sanidad que la población general tiene, pues no tienen idea de gestión de la salud o de salud pública.
Este es un decálogo básico que los ciudadanos deberían saber sobre la salud y la gestión de la misma y que generalmente ignoran y por lo cual muchas veces hablan sin conocimientos e incluso últimamente se crispan sin razón objetiva, ante supuestos recortes que son, muchas veces, ajustes o buena gestión.
1. Se ha comprobado hasta la saciedad por múltiples estudios científicos que alrededor de un 35% de  las pruebas que se piden en medicina son inútiles e innecesarias, al igual que casi el 40% de los medicamentos prescritos y un 25% de los ingresos hospitalarios; innecesarios, inútiles, evitables y por tanto potencialmente peligrosos, tanto por sus posibles efectos adversos, como por falsos positivos en el caso de pruebas.
2. Por el hecho de ingresar en un hospital usted tendrá un riesgo del 25% de sufrir un efecto adverso inducido y gratuito, un 50% de riego de que le pongan una vía venosa o un cateter urinario innecesario con un riesgo de un 30% de que se infecte. Además dependiendo del centro hasta el 50% de las cesáreas podrían haberse sustituido por un parto normal y el 80% de las episiotomías (el corte que hacen al salir la cabeza del niño) son innecesarias.
3. Con las plantillas de los centros públicos, en términos medios, estableciendo estándares de trabajo de centros privados se podría aumentar el rendimiento al menos en un 35%, con lo que desaparecerían las listas de espera.
4. Ha habido un boom constructivo en salud igual que el boom inmobiliario; se han multiplicado los centros, puntos de urgencias y hospitales, muchas veces de manera claramente innecesaria según la planificación sanitaria más básica, abriendo hospitales, consultorios y puntos de urgencias sólo por razones electerales y políticas para ganar votos. Además muchas de las infraestructuras sanitarias públicas están claramente desaprovechadas, abiertas sólo en horario de mañana, por lo que podría duplicarse la actividad de la mayoría de las instalaciones y equipos.
5. España es el país de Europa, según las estadísticas oficiales de la OCDE con más frecuentación al médico por habitante junto con Alemania y uno de los de gasto mayor en medicamentos por persona.
6. Las grandes mejoras en salud no las han conseguido el sistema sanitario sino el acceso a agua potable, la alimentación adecuada y la mejora en los estilos de vida. Por lo tanto es más importante para mejorar la salud global de la población que:
a) Se deje de fumar (se eliminarían el 30% de los cánceres y de las enfermedades cardiovasculares y el 80% de las pulmonares) 
b) Se siga una dieta baja en grasa animal y azucares (se eliminaría el 50% de las enfermedades cardiovascules y el 20% de los cánceres, y el 60% de las enfermedades metabólicas) 
c) Se haga ejercicio físico frecuente (se aliminaría el 50% de las enfermedades cardiovascules y el 50% de las depresiones) 
Todo esto es mucho más importante que ser los primeros trasplantadores del mundo, a costa de pagar a los profesionales más que nadie en el mundo por trasplantes, que eso nadie lo dice... 
La eficacia de un sistema de salud no se mide por la cantidad de stent cardiacos que pone sino por los infartos y angor que evita. 
Por lo tanto no se confundan, en sanidad no es valido cuanto más mejor, ni en prácticas ni en instalaciones, al contratrio, ultimamente surge un movimiento de médicos responsables por una medicina mínimamente impertinente o práctica clínica razonable, todos ellos apoyados en la medicina basada en la evidencia que es aquella medicina científica donde se evalua de manera exhaustiva todo procedimiento y tratamiento para evitar dar lo que no es necesario a un enfermo, por dos motivos fundamentales: 
a) Es un riesgo hacer un procedimiento médico innecesario o tomar un medicamento innecesario y además 
b) Ese procedimineto o medicamento innecesario si está financiado por la sanidad pública, como es en la mayoría de los casos, lo pagamos todos con nuestros impuestos y por ello hay que evitar al máximo el despilfarro y lo que otros autores llaman el desperdicio.
7. España no tiene el mejor sistema de salud del mundo como muchos nos quieren hacer creer. Nuestros indicadores de salud son buenos hasta llegar a los de cronicidad y dependencia, precisamente el principal problema al que se enfrenta la salud en los paises desarrollados. Es decir nuestro país es muy bueno tratando problemas y patologías agudas de salud, mediocre en tratar patologías crónicas y claramente mejorable tratando problemas sociales y de dependencia, donde los indicadores de la mayoría de los países del norte de Europa nos dan varias vueltas. Por ejemplo en años libres de incapacidad y con calidad de vida a partir de los 65 años estamos por detrás de bastantes países sobre todo nórdicos y escandinavos. Suecia, Noruega e Islandia tienen una media de 14 años sanos después de los 65, y España 9,6.
8. Con el personal del sistema sanitario público si bien la mayoría son excelentes profesionales y bien formados y con ganas de trabajar hay un problema fundamental, su regimen funcionarial (estatutario) está obsoleto y no se ha modernizado, con lo cual en la mayoría de los casos no se puede establecer una meritocracia, con diferencias retributivas para quien mejor lo hagan y cumplan más con los objetivos, los sindicatos luchan permanetemente por una política de cafe para todos igual, lo que desincentiva a muchos buenos y fomenta la apatía y el no esfuerzo por mejorar, excepto en los casos en que el deseo de mejorar es propio. Si usted como ciudadano sufre algun comportamiento  inadecuado por parte de un profesional sanitario tiene unas bajisimas posibilidades de que se amoneste o sancione al profesional vía administrativa, ya que legalmente están muy blindados y hay que ir muchas veces a la vía judicial.
9. La sanidad española está fragmentada y dividida debido al estado de las autonomías que si bien tiene algunas ventajas, como la cercanía al ciudadano, tiene los siguientes problemas: 
a) En cada autonomía dan prestaciones diferentes
b) Las retribuciones, regímenes de personal y gestión también son diferentes. 
c) No hay una estratégica nacional conjunta frente a las tecnologías caras y poco evaluadas en las que su coste es altísimo frente a una baja utilidad, como ocurre en el Reino Unido donde una Agencia Estatal (NICE) decide que es lo apropiado según el estado de la ciencia y que es lo que puede financiar la sanidad pública. Aquí nos cuelan todo; hay seis agencias de evaluación y varios servicios y ninguno tiene potestad para que sus informes sean vinculantes y de obligado cumplimiento. 
d) Cada Comunidad emprendió en tiempos de bonanza una carrera por: ofrecer mayores servicios que las otras, construir más centros e instalaciones, retribuir mejor a sus profesionales. El resultado un agujero en la sanidad que influye mucho en las cuentas publicas ya que el gasto sanitario es alrededor de 40% del presupuesto de cada CCAA y la partida que normalmente más se desvía.
10. Finalmente recalcal: una mayor inversión en sanidad de alta tecnología y cara no incide en el nivel de salud de la población y además lastra el defícit público si está es con cargo a fondos estatales. Mejor tener una medicina razonable, eficaz, basada en la prevención y la promoción de la salud y con alto nivel resolutivo de la atención primaria de salud, que los últimos avances carísimos, de aplicación a unos pocos casos y que mejoran muy poco la calidad de vida del paciente.

Si usted es un lector inteligente seguramente le interesará leer la siguiente bibliografía que demuestra lo que digo


2 comentarios:

  1. siguiendo su criterio del primer punto, en cuanto a la recetas innecesarias los ingresos innecesarios, le voy a contar una experiencia subjetiva, que no pretende hacerle cambiar de idea, y que será catalogada como excepción que confirma la regla.
    Hasta 4 veces me mandaron a casa en la sanidad privada con un dolor en una pierna aduciendo que era un problema muscular.
    la quinta vez en la sanidad gallega me recetaron clexane para un mes. ni seguimiento ni nada.
    La sexta vez tuva que hacer una puesta con el médico, si es muscular y tiene usted razón yo pago la prueba, pero si es una trombosis venosa profunda y tengo yo razon tu dejas ejercer la medicina. gracias a dios me hizo caso. soy paciente crónico anticoagulado por defecto genético. gracias a esas estadísticas de gestión tan interesantes y tan importantes, he recibido mi tratamiento diez años más tarde de lo que correspondía, evidentemente mis venas han sido maltratadas un tercio más de mi vida y ahora son totalmente irrecuperables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan por su comentario. Su caso ilustra perfectamente el punto 7. En problemas de salud no agudos, crónicos y en algunos infrecuentes el sistema falla, ya que no suele atender bien aquello que se sale de la línea común. En su caso no creo que la demora en el diagnóstico se diera por falta de medios, sino por esa diferencia de su caso que hace que no piensen en ello los profesionales. Conozco muchos casos así que voy descubriendo a menudo tras estudiar las reclamaciones. Sin embargo en muchos casos una vez diagnosticado el paciente se produce una sobreprescripción.

      Eliminar